“Escuela de Venado Tuerto”, 2020. La ilustración intenta reflejar un período histórico cultural fundamental de Venado Tuerto entre los años 1987 y 1994. La recreación del cuadro “Escuela de Atenas” de Raffaello Sanzio puede llegar a omitir personas claves que formaron parte de este proceso, esto no significa -de ninguna manera- que no se reconoce el valor fundamental de cada una de ellas.


FACULTAD LIBRE DE VENADO TUERTO

A 30 AÑOS DE LA FACULTAD LIBRE DE VENADO TUERTO

En 1984 la sociedad global comenzaba a insinuarse y aceleraba sus transformaciones. En Argentina, el año se iniciaba con la novedad optimista de una democracia. Democracia como forma de gobierno, como sostén jurídico y como posibilidad de convivencia. Comenzábamos a dejar atrás una dictadura feroz, sus traumas, su horror asesino, su fascismo visceral, su odio económico.

Había en el ambiente algo que podríamos llamar una moderada ilusión. La vida cotidiana podría transformarse en algo más amigable, un poco más bello, un poco más justo. Lo que vino después es lo que vino después.

Una biblioteca fundada en los años 20 por obreros ferroviarios, la Florentino Ameghino, diseñada para la divulgación y la educación, resistía apocada, huérfana, retraída.

Allí fuimos llegando pibas y pibes con sus biografías, desde distintas zonas, con diversas edades. Confluimos en esa biblioteca como un espacio de encuentro primero, de contención y de gestación después. Había apetitos de posibles y la fuerza —a veces arrogante— de las ganas de hacer. 

Con esa energía creativa, entre el afán de reconocimiento y las ganas de vivir, se generaron múltiples episodios de producción cultural, artística, musical, deportiva.

El crecimiento puso en evidencia la necesidad de sumar aprendizajes, de incorporar ideas, de “ampliar los marcos de referencia” como nos recomendó un entrañable maestro.

Intervención, intercambio, invitación, para profes de toda variedad, trabajadorxs de la comunicación, de las artes, de las ciencias y mucho más. Aprender, escuchar, tratar de comprender.

Actividad plena que fue produciendo primicias, complicidades, nuevas relaciones humanas colmadas de afecto. Y persistencia en charlas abiertas, seminarios o reuniones. Cierto es también que el entusiasmo y la celebración contagiaban o persuadían. 

Lo que surgió espontáneamente, tuvo una continuidad y una frecuencia que abrió la posibilidad de formalizarlo y sistematizarlo con una rutina organizada en cátedras, materias, horarios, programas específicos. 

Se constituye entonces la Facultad Libre de Venado Tuerto que inicia sus clases en mayo de 1990. Como una experiencia abierta, con el mínimo requisito de saber leer y escribir, sin ningún título que procurar, aunque la nominación simbólica, luego de los cuatro años de asistencia, era “Animador cultural”. 

Las materias agrupadas en cursos, eran: Psicoanálisis, Juego, Historia, Literatura, Análisis político, Pensamiento, Filosofía, Teoría de la comunicación, Ecología y calidad de vida, Periodismo, Cultura y estética, Las cosas del querer, Economía para no economistas, Tecnología y vida cotidiana.

Así, docentes de las universidades de Buenos Aires, Rosario, Córdoba y otros lugares, fueron acompañando, guiando, respaldando, enriqueciéndonos cada vez. Pasaron ofrendando su legado intelectual, su prestigio, su exquisita y sólida formación académica, su gesto de estímulo. Y, hay que decirlo, una enorme generosidad: lo hicieron ad honorem, sólo por convicción, por la genuina satisfacción de regalar lo mejor de lo propio a los demás. Estas cosas que, a la breve distancia que las miramos hoy, parecen de otro mundo.

Gente diversa, con tradiciones distintas. Nos unía —también— esa extraña fe en la educación (en su doble acepción: “inducir” y “hacer salir de”) como herramienta de crecimiento, de desarrollo, de autonomía y aunque suene excesivo: de libertad.

Desde ese resplandor surgieron después otras iniciativas similares que replicaron búsquedas, o fueron inspiración de caminos alternativos. Todo ese volumen es —afortunadamente— imposible de ser medido. Anda por ahí, en el corazón y en la memoria de muchos cuerpos.

La enorme mayoría de esas clases no fueron grabadas. De las pocas que se registraron, varias se extraviaron. Y de las que quedaron, en algún caso su contenido no se pudo recuperar o sólo parcialmente. Sin embargo, algunas perduraron y pudieron ser salvadas. Son los documentos audiovisuales que iremos poniendo a disposición. 

La plataforma de revista Ají y la excusa del aniversario, nos brindan la dulce oportunidad de difundir todo este material de archivo, y hacerlo de modo cuidado, valorado y masivo. 

Si bien necesitan ser ubicados en el contexto epocal de los 30 años atrás en el que fueron emitidos, conservan la potencia de su lucidez y la vigencia de aquellos pensamientos. Además de consagrar —a esta altura— el valor de un patrimonio histórico.

“…La Facultad Libre de Venado Tuerto, sueña con estimular el despliegue de nuestras mejores potencialidades a través del aprendizaje, la invención, la reflexión, el juego y la amistad. Sueña con prepararnos en el arte de vivir, que es un arte de hecho, el único donde el ser humano es —a la vez— artista y objeto. Y sueña también, con recuperar la tradición del interés por el bien como afirmación de la vida”.

Mejor no se podría haber dicho.

Marcelo Sevilla, Mayo del 2020, Venado Tuerto.


CLASES RECUPERADAS

Diecisiete clases recuperadas:

Hacé click en la #ClaseRecuperada que deseas ver y viví parte de la experiencia que fue la Facultad Libre de Venado Tuerto.

Videos y podcasts disponibles también en nuestro canal de Youtube o en Spotify .


DISERTARON Y DIERON CLASES:

Lista por orden alfabético y a partir de la ilustración principal.

ABRAHAM, Tomás

Filósofo.

ARREDONDO, Mónika

Psicoanalista.

BENEDETTI, Mario

Escritor.

BORÓN, Atilio

Polítólogo. Sociólogo.

CAPARRÓS, Martín

Escritor. Periodista.

CASULLO, Nicolás

Filósofo.

CLEMENTI, Hebe

Historiadora.

DEL BARCO, Oscar

Ensayista.

FERRER, Christian

Filósofo.

FORSTER, Ricardo

Filósofo.

GALEANO, Eduardo

Escritor.

GONZÁLEZ, Horacio

Sociólogo.

GRAÑA, Rolando

Periodista.

GRINBERG, Miguel

Escritor.

HILLERT, Rebeca

Docente.

JITRIK, Noé

Crítico literario.

MERCADO, Tununa

Escritora.

NOÉ, Felipe

Artista plástico.

PORTANTIERO, Carlos

Sociólogo.

RODRÍGUEZ, Sergio

Psicoanalista.

ROZITCHNER, León

Filósofo.

SARLO, Beatríz

Ensayista.

SCHEINES, Graciela

Investigadora.

SCHMUCLER, Héctor

Semiólogo.

SORIANO, Osvaldo

Escritor.

VARELA, Gustavo

Filósofo.

VIÑAS, David

Crítico literario.

VOLNOVICH, Juan Carlos

Psicoanalista.

También estuvieron Isabel Rotela, Istvan Schristter, Eva Goodvar, Gabriel Kessler, Fabián Bosoert, Alfredo Moffat, Marcelo Peluffo, Carlos Einisman, Carlos Gallardo, Claudia Hilb, Guido Narvaez, Fernando Calderón, Alejandro Pisticelli, Alberto Yorlano, Fernando Calderón, Marcela Del Valle, Luis María Pescetti, Mario Liptzis, Beatriz Seibel, Ricardo Horvath, Pablo Avelluto, Martha Perez, Eduardo Tiscornia, Martha Gavensky, Oscar Rodríguez, Analía Ortega, Mario Wainfeld, Waldo Ansaldi, Jesús López Iglesias, Carlos Pérez, José “Pancho” Aricó, Rudy Nunciato, Gregorio Baremblit, Claudio Díaz, Fabián Stolovitzki, Delia Maselli, Ana Mónica Cerruti, Miguel Ángel Hadida, Edgardo Feinsilber, Fernando Martín Peña, Julio Spina, Analía Ortega, Luis Frontera, Miguel Wiñasky, Roxana Berco, Jorge Volnovich, Alejandro Rozitchner, Eduardo Berti, Samuel Wolpin, Rubén Naranjo, Hidehiro Tsubaki, Hitoshima Oshima, José María Pasquini Durán, Eduardo Rinesi, Moisés Ikonikoff, Juan C Olima, Daniel Lutzky, Luis Jalfen, entre otros y otras.


ORGANIZARON Y PARTICIPARON DEL PROCESO

Lista por orden alfabético y a partir de la ilustración principal.

ABACA, Walter

Escritor.

CAMARGO, Edgardo “Nano”

Encuestador.

COLICIGNO, Ricardo “Coli”

Comisionista.

GAGLIARDINO, Walter “Cari”

Cantante.

IBÁÑEZ, Marcelo

Disk Jockey.

LEROTICH, Miguel “Mili”

Periodista.

PEIRONE, Fernando

Docente.

POLIOTTO, Oscar

Artista plástico.

SEVILLA, Marcelo

Escritor.

SEVILLA, Pablo

Analista político.

VERNETTI, Fabián

Político.

VISENTÍN, Tito

Actor.

También estuvieron Horacio “Ñoti” Martínez, Enrique Carpio, Claudio Barisich,
Rául Zabala, Elder Domínguez, entre otros.


CARTELES Y PINTADAS

Imágenes ilustrativas de algunas producciones o experiencias.

ANIVERSARIO 1990

Calcomanía aniversario de 1990.

ENAMÓRESE

Bandera de la hinchada de “La Biblio”

ESTAMOS DE ACUERDO CON LA VIDA

Bandera que recordaba la salida reciente de la dictadura.

LOGO FACULTAD LIBRE VENADO TUERTO

Logo de la Facultad Libre 1990 – 1994.

LA BIBLIO AL REGIONAl

Publicidad sobre la participación de “La Biblio” en el Regional de Fútbol.

LA VIDA ATACA A LOS MOLINOS.

Bandera de la hincha de “La Biblio” en relación al Quijote de Cervantes.

PALOMA

Paloma de la paz.

PELOTAS

En referencia a la relación directa de la Biblio no solo con los libros sino también con el fútbol.

QUIJOTE

El Quijote de Cervantes con una pelota de fútbol y la paloma de la paz.

TRISTEZA AQUÍ NO ENTRAS

Bandera que acompañaba a La Biblio en la hinchada.

VERCEREMOS

Afiche de una de las revista de la Biblio Ameghino en 1989.

VIVA LA BIBLIO, SIEMPRE

Dibujo hecho en una pared de la Biblioteca Ameghino por Eduardo Galeano en 1990.


INFORMACIÓN EXTRA

Nota de Mario Benedetti sobre “Los muchachos de la Biblio”

Video documental dirigido por Juan Mascardi y reproducido en Canal Encuentro.

Nota de Juan Mascardi sobre “La biblioteca que migró al fútbol”




Si te gustó la nota, te enamoraste de Ají
y querés bancar las experiencias culturales
autogestivas hacé click aquí.