LO QUE DICEN DE VOS, TRINCHE

con 2 comentarios

DICEN que hay alguien mejor que Maradona.

Maradona DICE que hay alguien mejor que Maradona.

La última vez que lo vimos, fue antes de la pandemia global, cuando todavía íbamos a la cancha. Él no estaba en su bici. Estaba sentado en la platea alta del estadio Marcelo Bielsa. Newell´s jugaba contra Estudiantes o contra San Lorenzo, pero de eso no me acuerdo. 

Sí recuerdo que, con Bautista, mi hijo, miramos a ese hombre pelilargo y canoso, medio encorvado, sentado, un par de gradas más arriba. Y ahí apareció la historia que jamás vi. La historia que siempre narramos.

DICEN que ese hombre, ese tipo, el que está sentado ahí, era mejor que Maradona.

DICEN que un día de 1974, el año que nació papá, un combinado rosarino jugó contra el seleccionado argentino que se estaba preparando para el Mundial de Alemania Federal 1974, acá, en esta misma cancha.

DICEN que todos los jugadores de ese equipo improvisado que van a enfrentar a la selección argentina son todos de Newell´s y de Rosario Central. Salvo uno. 

DICEN que en la cancha hay más de 30 mil personas.

DICEN que algunos, en la tribuna, se animan a ponerle apellido. Otros, el puesto. Es el 5 de Central Córdoba. El equipo juega en la B Metropolitana. 

DICEN que es el hijo de Mario y Elvira. 

DICEN que el padre es un inmigrante yugoslavo que llegó a la Argentina en la década del treinta y se gana la vida como plomero. 

DICEN que nació el 19 de abril de 1946.

DICEN que no le gustan los autos, las camionetas y las motos.

DICEN que siempre anda en bicicleta. 

DICEN que es el menor de siete hermanos. 

DICEN que de pibe vivió en el Barrio Belgrano, en la zona oeste de Rosario.

DICEN que es un especialista tirar caños.

DICEN que es encarador, que va siempre al frente. La popular DICE OHHHHH cuando con imprudencia y estilo el mediocampista le mete un caño a Francisco Sá.

DICEN que inventa el “doble caño”: en una misma jugada, ante un mismo rival, le hace pasar la pelota entre las piernas en dos momentos consecutivos. 

DICEN que se rodea en el mediocampo con los ídolos de Newell´s y Central: Mario Nicasio Zanabria y Carlos Aimar.

DICEN que hace las inferiores de Rosario Central. 

DICEN que en Rosario Central juega solo dos partidos en Primera: un amistoso contra Peñarol en Montevideo y otro contra Los Andes por el Torneo.

DICEN que se va porque le habían prometido ser titular el domingo en Arroyito y lo mandan al banco de suplentes.

DICEN que es un hombre de palabra y no soporta las falsas promesas.

DICEN que tiene el récord mundial de posesión del balón: 10 minutos consecutivos hasta que un 3 lo parte al medio.

DICEN que debuta en Central Córdoba en un amistoso contra Sarmiento de Junín y mete dos goles.

DICEN que es el jugador estrella, la pieza fundamental, el temperamento y el talento cuando salen campeones de Primera C en 1973 con Central Córdoba.

DICEN que un día, jugando para Central Córdoba, lo expulsan por un choque contra un defensor rival. La hinchada reacciona, putean al referí, porque lo habían ido a ver a él. Ante tal la reacción popular, el árbitro cambia de opinión y la estrella vuelve a la cancha. 

DICEN que en el segundo gol de los rosarinos contra la selección, el 5 le da una asistencia precisa al Mono Obberti. 

DICEN que el tercero lo mete Mario Kempes. Faltan cuatro años para que sea campeón del mundo. 

DICEN que ese hombre, un 5 y zurdo, los baila a todos: gambetas y sombreros.

DICEN que en el entretiempo le DICEN que baje la pata del acelerador.

DICEN que a los 15 minutos del segundo tiempo, la dupla técnica Griguol-Montes sacan al 5 de Central Córdoba.

DICEN que el 5 se va ovacionado por todo el estadio.

DICEN que en el vestuario se saca los botines y se pone unas sandalias.

DICEN que ningún periodista puede entrevistarlo. 

DICEN que nadie realiza un registro fílmico. 

DICEN que se va de la cancha sin esperar el final del partido. 

DICEN que se va cenar con sus amigos del barrio.

DICEN que el combinado rosarino golea 3 a 1 a la Selección Nacional.

ÉL DICE que a los rosarinos les gusta contar cuentos. 

ÉL DICE que siempre jugó igual, con las mismas ganas. 

ÉL DICE que tuvo posibilidades de ir a Francia o al Cosmos de Pelé.

ÉL DICE que jugar en Central Córdoba es como jugar en el Real Madrid. 

ÉL DICE que es una persona solitaria.

DICEN que ese hombre, ese 5, ese zurdo, ese pelilargo y canoso que ahora está un par de escalones más arriba en la platea alta de la cancha de Newell´s, en un partido antes de la pandemia, al que observamos con devoción, es el mismo tipo que aún no lo mataron para robarle la bicicleta, todavía es el que juega con sus nietos, es el fenómeno mendocino de Independiente Rivadavia, es el Deportista Ilustre, es el ídolo charrúa, es el que siempre se va a pescar. 

—Bauti, ese hombre es la leyenda del fútbol argentino, es mejor que Messi y Maradona y se llama Tomás Felipe Carlovich.

Le DICEN El Trinche. 



Si te gustó la nota, te enamoraste de Ají
y querés bancar las experiencias culturales
autogestivas hacé click aquí.

¡Compartí este contenido!
Juan Mascardi
Seguir Juan Mascardi:

Juan Mascardi nació en Colón, Buenos Aires y vive en Rosario. Es Lic. en Comunicación Social y Especialista en Comunicación Digital Interactiva, Universidad Nacional de Rosario. Actualmente dirige las licenciaturas en Periodismo y en Producción y Realización Audiovisual en la Universidad Abierta Interamericana, sede Rosario (2007 hasta actualidad) y coordina el Programa Fundéu Argentina de la Fundación Instituto Internacional de la Lengua Española. Es docente de la cátedra TV y Nuevos Medio del taller sobre Crónicas Audiovisuales y documentales para TV, Escuela Internacional de Cine y TV (EICTV) de San Antonio de los Baños, Cuba. Autor de los libros Ni tan héroes, ni tan locos, ni tan solitarios (Editorial Casagrande - 2016) y El sutil poder del silencio (2019) Escribe en las revistas Replicante (México), VICE (México) Yorokobu (España), RED/ACCIÓN, La Nación, Rosario Plus (Argentina) Ganador del Premio Iberoamericano de Periodismo Rey de España en 2018 por la crónica El jugador que se había olvidado de hacer goles Publicado en La Voz del Interior de Córdoba. Ganador del Premio ADEPA 2018, categoría Interés General, con la crónica La historia de la mujer que transformó a Rosario en la capital del burlesque, publicada en el Suplemento Más del Diario La Capital de Rosario. Mención de honor de los Premios a la Excelencia Periodística SIP 2015 con la crónica: En el Hotel California no hay siquiera un cuadro de los Eagles publicada en Yorokobu de España.

2 Respuestas

  1. Avatar
    raul
    | Responder
  2. Avatar
    Raùl Oscar Ruiz Barrenechea
    | Responder

    Los que aman no mueren jamàs.

Deja un comentario