copleres del humedal /andrea cervantes

con 2 comentarios

Una construcción colectiva desde el canto

El canto es un medio de expresión que involucra sensaciones corporales placenteras. Cantar es agradable para quien lo hace. Ninguna persona vuelve a ser la misma después de transitar esta experiencia. El canto transforma realidades y cuando es colectivo se comparte esa transformación con otres. Las voces se entretejen, los sonidos se acompañan, se respira al unísono y se entonan melodías que se complementan y armonizan. Cantando contamos quiénes somos y, por qué no también, quiénes queremos ser.

Yo soy parte de Copleres del Humedal. Éste en un grupo de canto colectivo que recrea el canto andino con caja. Nace en el año 2018 cuando un grupo de mujeres de la zona norte de la provincia de Buenos Aires decidimos poner la voz a sonar con el latido de nuestras cajas. Juntándonos en plazas empezamos a recorrer un camino nunca imaginado que nos llevó por diferentes y variados escenarios que van desde festivales zonales hasta movilizaciones en el congreso.

Algunas de nosotras llegamos al grupo sin haber atravesado nunca la experiencia del canto colectivo y otras sin haber cantado jamás delante de alguien. Sacar la voz fue un paso a recorrer en este camino de trasformación. En esos primeros encuentros cantamos las coplas que habíamos aprendido en diferentes lugares. Esas que nos llegaron por viajes, amigos, discos, talleres. 

En las primeras rondas nos las fuimos compartiendo. Muchas de esas coplas se hicieron conocidas a través de Leda Valladares y su gran labor de recopilación y de difusión. Leda nos dice que: “El canto andino con caja cubre el noroeste argentino. Nació en pleno adobe y al pie de nuestros deslumbrantes cerros jujeños, tucumanos, salteños, catamarqueños y riojanos” (Valladares 2000). Desde el noroeste de nuestro territorio el canto de coplas se ha  expandido por toda la región convirtiéndose en una de las manifestaciones culturales folclóricas más auténtica y representativa del acervo cultural. Es la copla la poesía popular, colectiva y anónima que se trasmite desde épocas remotas cuya forma y color expresan el modo de vivir de nuestro pueblo.

Pero algunas de esas letras nos quedaban resonando porque sentíamos que en ellas estaban presentes componentes machistas. Luego de debatirlo decidimos cambiarlas. En esa búsqueda de un nuevo “decir colectivo” aparecieron varios temas que nos interpelan y sobre los cuales creemos que es urgente poner en palabras: el cuidado del ecosistema, las cuestiones de género, la memoria colectiva, entre otros. 

Interpeladas por estas cuestiones decidimos llamarnos Copleres del Humedal  utilizando la E porque queremos recordarnos que hay muchas posibilidades de ser y de estar en el mundo. Irrumpir en el sentido común nombrando a un grupo de mujeres de una manera no binaria expresa que creemos que la existencia no se limita a dos posibilidades cerradas y excluyentes.

Cantamos a los humedales porque es el paisaje que nos cobija. Paisaje que nos abraza y resiste al avance de los emprendimientos inmobiliarios inescrupulosos que destruyen los biomas nativos. Los humedales desempeñan un papel importante en el control de las inundaciones. Cumplen una función elemental en la mitigación del calentamiento global. Retienen, filtran y almacenan agua, disponible para el consumo humano, producción y sostenimiento de la vida silvestre. El canto es una manera de nombrar aquello que queremos preservar. Cuidar el humedal es cuidar la vida. Cantando, decimos Ley de Humedales ya.

Entre ese barro cuidada está

toda la vida por germinar

Desde el pantano florecerá

Buenas semillas de humanidad

Abraza la vida, cuida el humedal.

Cantamos a los 30000 porque no queremos olvidar donde nunca más hay que volver. Cantamos a los pueblos exterminados, silenciados, despojados de sus tierras, invisibilizados en la historia y negados en el presente porque entendemos que es necesario saldar una deuda profunda. Cantando, decimos Nunca más.

Aquellos pañuelos blancos

Que parieron libertad

Defendieron la memoria

No dieron ni un paso atrás

Cantamos hermanadas en la lucha por la igualdad de género, para erradicar las violencias y barrer las estructuras patriarcales. Cantando, decimos Paren de Matarnos.

En nombre de mis hermanas

Que ya no pueden hablar

Todas vivas nos queremos

Que no falte ni una más

Ahora soy libre y soy dueña de amar

Cantamos porque el canto es transformador, pero también es resistencia y lucha. Y entre tanto “nosotras” no me olvido que soy una mujer entre otras que entendió que la construcción para lograr un mundo mejor es colectiva, siempre.


Andrea Cervantes es música, docente y luthier. Realiza talleres de Construcción de CAJAS COPLERAS desde el año 2011 con elementos tradicionales y con materiales de descarte en distintos establecimientos educativos de todos los niveles y espacios culturales.

Actualmente coordina Copleres del Humedal. un grupo de canto con caja en donde 20 mujeres recrean las distintas especies del canto ancestral, componiendo arreglos, sumando la danza y la poesía. 

El grupo Copleres del Humedal fue soporte de Micaela Chauque en el Círculo Italiano de Tigre. Fueron invitadas por Natalia Simoncini a tocar con el dúo Violetas y Vidalas en el Teatro Aparecidas, con quienes también compartieron la filmación de una versión de “Canción sin miedo” de Vivir Quintana. Tocaron el festival de Escobar Vamos las Bandas y en el Festival Raíces Provincianas de Garín. Participaron en Matriz Festival -Pachamama & Glitter organizado por el Colectivo Matriz. En Radio Nacional fueron protagonistas de la columna mujeres en la cultura nacional argentina  de Mercedes Liska.  Realizaron una presentación en el

Teatro Pepe Soriano de Tigre que fue transmitida por streaming desde la secretaria de cultura de Tigre. Participaron en conversatorios y eventos de diversas instituciones, entre ellas el CIIE de San Isidro a partir del Proyecto Pedagógico Interdisciplinario “Conflicto Ambiental” durante el año 2020, la escuela de Arte Leopoldo Marechal; La escuela de arte  Ricardo Carpani en Campana.



Si te gustó la nota, te enamoraste de Ají
y querés bancar las experiencias culturales
autogestivas hacé click aquí.

¡Compartí este contenido!

2 Respuestas

  1. Que hermosa nota de Andrea de Copleres..bravo Mujeres!!

  2. Ana Tauil
    | Responder

    Hermosa Andre ♡

Deja un comentario