QUÉ LEEN LAS Y LOS DESCONOCIDOS

con No hay comentarios

Veintiún personas recomiendan tres libros. Más de 60 libros para leer en cuarentena, para pedir prestado y no devolver, para robar en la librería de algún shopping.


01. DELFINA MARTÍN

Estudiante de Bellas Artes. @delfmartin

El sexo y el espanto de Pascal Quignard. Tan magnético como perturbador, el autor va del erotismo griego a la angustiada sexualidad Romana, relatando la metamorfosis del erotismo a través  de mitos y obras de arte. Como medusa nos hace llegar hasta el final prefiriendo el espanto a nosotros mismos.

Pasaje al acto de Virginia Cosin.  En la segunda novela de la escritora la protagonista recorre la soledad y la angustia durante su encierro en una institución psiquiátrica, o en sí misma, acompañada por la escritura de sus diarios y la obra de Flaubert, Madame Bovary. Una lectura que inevitablemente hace que algo pase.

El mal amor de José Sbarra, una compilación de poemas que tiene como tema el amor y la marginalidad. Sbarra logra hacer sentir el desamor aún sin estar atravesándolo en la vida real. Es ese abrazo que faltó la última vez que te rompieron el corazón.


02. JUAN IGNACIO RAMÍREZ

Estudiante de Letras. @juani.ramirez.21

1) Falta una vida para el verano de Leandro Gabilondo (2018). Un ágil relato de viaje de amigues, en el que se abordan temas trascendentales como el amor, la amistad, la familia y las faltas. 

2) Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enríquez (2016). Libro de cuentos en el que se tocan temáticas sociales tales como la depresión, la desigualdad o la violencia de género a través del terror.

3) Diez días en Re de Sergio Bizzio (2017). Una novela de amor, en la que no hay amor. La historia del desencuentro amoroso como destino.


03. ANDREA SOLDINI

Actriz y Directora de teatro. @andreasoldini7

El nervio óptico de María Gainza.

Fugaz de Leila Sucari.

Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enríquez.

Tres regalos de mi hijo.


04. WALTER ABACA

Escritor. Tallerista. @wallyabaca

Pedro Páramo, el llano en llamas de Rulfo. En representación del boom latinoamericano. La escritura de Rulfo es única.

La poesía reunida de Facundo Marrull. Un tipo que nació en Carcarañá pero vivió mucho tiempo en Rosario. Fue el primer escritor vanguardista de Rosario. Tuvieron que hacer una investigación para poder rescatar sus escritos. Un tipo que le dio a Rosario la mística que tiene hoy.

Cadaver exquisito de Agustina Bazterrica. Uno de las nuevas escrituras (como podría ser Cabezón Cámara, Enríquez, Almada, Schweblin). Un libro que me voló la cabeza. Ganó el premio Clarín en el 2017. Una distopía muy original.


05. FLORENCIA GIACOMETTI

Abogada. Poeta. @florgia

Poesía y Derecho.

Eros, el dulce amargo de Anne Carson. Es muy interesante el recorrido que hace la autora a partir del concepto griego de Amor, partiendo del fragmento 31 de Safo de Lesbos quien ha sido la primera en caracterizar el amor como un dulce-amargo. Resumiendo maravillosamente  el deseo nacido insatisfecho, configurando una relación triangular: amor, amado y falta. Para realizar ese análisis compila poesía, diálogos platónicos y ensayos de numerosos y variados autores de la filosofía.

La cuestión criminal de Eugenio Zaffaroni, ilustrado por Miguel Rep. Es un libro que surge a partir de un compendio de fascículos semanales de Página 12 realizados hace unos años atrás por el Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni, quien fue magistrado de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y actualmente es miembro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Es un recorrido muy fluído y de fácil lectura y una propuesta interesantísima sobre los orígenes del castigo y la interrelación entre la idea de seguridad, política criminal y punitivismo mediático. El bonus track son las ilustraciones de Miguel Rep que la rompen.

La venganza del cordero atado de Camilo Blajaquis. Calesitas que tosen, impaciencia, poesía cruda que respira tristeza y encierro, como para amenizar  las distancias entre el primer y segundo título. Camilo es el nombre que usa Cesar Gonzalez para publicar estos textos, muchos de los cuales fueron gestados en un penal. La venganza poética existe y Cesar la resume en: es más peligroso un pibe que piensa que un pibe que roba.


06. TOMÁS LÜDERS

Licenciado en Comunicación Social. Docente. @tomasluders

La Conjura de los Necios de John Toole. sin dudas. Los sueños de un inadaptado que cree que el mundo se desmorona, un milenarista medieval que vive con su madre y sueña con una reacción medieval, para tener en cuenta y estar atento ante los milenaristas de la hora, tengo mis redes llenos de ellos.

La muchedumbre solitaria de Reisman, un clásico que debe volver a leerse, lectura del hombre-medio norteamericano, escrito en la década del 50, pleno boom de la sociedad de consumo. Para tener en cuenta las expectativas de la “masa” que se creyó los sueños y promesas que desembocan en el desastre actual. Un libro-ensayo cuando aún se pensaba sin tanto miedo y no sólo se comentaban textos escritos por los referentes.

Año 1000, Año 2000. La huella de nuestros miedos de Georges Duby. Decribe una sociedad aterrada por la inminencia del fin del mundo: la del año mil, diferencias y recurrencias con nuestros actuales miedos de principio de un nuevo siglo, también, te mantiene alerta ante la ola de delirantes que nos quieren redimir del “castigo divino”.


07. ALICIA BALDUZZI

Profesora de Literatura e Historia. @AliciaBalduzzi

El país de la guerra de Martín Kohan. Me ayudó a ver por escrito cosas que venía pensando sobre la identidad nacional. Y para poder compartir con alumnos esa nueva mirada sobre la identidad nacional. Trabajaba el capítulo que le dedica a la marcha de San Lorenzo y los chicos quedaban obnubilados con una letra que cantaban todos los días. Una mirada diferente sobre lo que somos los argentinos.

El Señor de Presidente de Miguel Ángel Asturias. Me lo dieron de leer en cuarto año de secundaria, estaba todavía el proceso; era en la escuela de las monjas y encima era perito mercantil. Tenía sólo un año de literatura. Me pegó el estilo de escritura, tan sonoro, tan raro. no tanto la historia que me apabulló. Después lo vuelvo a leer en segundo del profesorado y ahí me di cuenta lo que no había entendido. Lo que hace Asturias con el Señor Presidente es profundizar en las raíces latinoamericanas. Una mirada profunda sobre los latinoamericanos, sobre la locura que tenemos los latinoamericanos.

El viento que arrasa de Selva Almada. Un libro que me llegó de rebote. Me hizo a acordar de mi infancia. El personaje del mecánico y lo que lo rodea me hizo recordar ese paisaje de ruta desolado, medio páramo de los años 70. Y esta cosa de adoptar chicos sin preguntar muy bien de dónde vienen. Te agrego un cuarto que viene juntito: Ladrilleros. Que también me habla de lo que viví cuando era adolescente con gente muy cercana que tenía horno de ladrillos. Donde vi toda esa violencia intrafamiliar, las vivencias del patriarcado. Todo lo de Selva Almada nos habla de nuestra memoria.


08. FABRICIO SOLDEVILA

Profesor de Literatura. Librero. @fabriciosoldevila

Segundos afuera de Martín Kohan.

Seres queridos de Vera Giaconi.

Un cementerio perfecto de Federico Falco.


09. GABRIELA BUSSO

Profesora de Historia y Literatura. @bussogabriela

El corazón helado de Almudena Grandes. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón. Antonio Machado. La historia de Raquel y Álvaro atravesados por la guerra civil, el exilio, la traición, la herencia emocional, económica, ideológica del franquismo, sus consecuencias aún pendientes de resolución. Es la historia de sus familias que es la historia de muchas familias de España y la historia de España, de una sociedad que eligió el silencio y el olvido para iniciar la transición que fue modelo para América Latina y que no deja de mostrar sus baches, sus falencias, sus grietas. Leí esta novela en un momento personal muy importante, une además mis dos grandes pasiones: la historia y la literatura.

El País de la Guerra de Martin Kohan. Martín Kohan es mi escritor preferido. Escribe como habla, su escritura es pura pasión por la escritura, la historia y la literatura están presentes en este texto, juegan, se entremezclan, se alternan. Historia y literatura dando cuentas de la violencia y la guerra en el centro del debate a partir de un marco teórico y literario amplio, analítico, y de gran complejidad conceptual. La historia de la patria concebida como historia de guerra, una sucesión de batallas, héroes, soldados, enemigos; la patria fundada por el ejército. Nuestras canciones patrias más entonadas por los niños y las niñas remiten a la guerra. Cuando leí este libro me sorprendieron las abundantes citas que aparecen al comienzo de cada capítulo, lo que me hizo pensar en el trabajo que implicó, en las lecturas interminables, y en el proceso de selección. Leer a Martín Kohan es  un sacudón, un soplo de aire fresco.

El gaucho indómito. De Martín Fierro a Perón de Ezequiel Adamovsky. En el texto Ezequiel Adamovsky historiza la figura del gaucho intentando comprender y explicar cómo es posible que un personaje tan inconveniente se erige en héroe nacional. Su recorrido comienza a fines del siglo XVIII y termina a mediados del siglo XX, en el primer peronismo. La gran pregunta que recorre el texto es ¿cómo es posible que ese emblema nacional permanezca como lo reconocible de nosotros?  Para Adamovsky la figura del gaucho no funciona como símbolo de unidad sino que en ella se pueden ver las tensiones que atraviesan la Argentina (salvo la patriarcal referida por defecto), sirve para revisar los relatos sobre la identidad nacional. Es un gran libro de uno de los historiadores jóvenes más sólidos, que además tiene la gran virtud de escribir para todos.


10. RAFAEL SEVILLA

Profesor de literatura. Activista cultural. @nosoyrafaelsevilla

Inundación de Eugenia Almeida. Un libro extraño que desarma el lenguaje y habita la poesía.

Instrucciones para robar supermercados de Haidu Kowski. Una novela argentina brutal. Tal vez una de las primeras que me permitieron conocer el mundo de la literatura argentina contemporánea de Enríquez, Kohan, Almada, Cabezón Cámara, Schweblin; ese mundo indispensable para desbordar conceptos.

La potencia de existir de Michel Onfray. O Mark Fisher. O, tal vez, alguno de Byung Chul Han. Hago trampa y nombro más de tres autores. En fin: cualquier libro que permita discutir, cuestionar lo existente y posibilite el pensamiento.


11. MARCELA FUMALE

Escritora. Tallerista. @marcelafumale

Las aventuras de la China Iron. Por la narrativa inigualable de Gabriela Cabezón Cámara en una historia sumamente atrapante y con un final maravilloso. Pero sobre todas las cosas porque hacía mucho tiempo que no leía algo escrito con esa maestría que me sorprendió de principio a fin. 

El Cuento de la Criada. Un libraco que me pareció breve, increíble la forma de engancharnos con esta distopía de altísimo contenido social que creó Margaret Atwood. Una novela disfrutable que recomiendo leer sin mirar la serie. Siempre el libro es mejor!

El Río. Una novela a la que no le sobra nada. Un maravilloso recorrido por el delta del Tigre en el que vamos a descubrir una historia apasionante. Pero sobre todo lo recomiendo porque creo que todos deberían conocer la pluma de Débora Mundani.


12. LUCAS PAULINOVICH

Periodista. Escritor. Integrante de Facultad Libre de Rosario. @lpaulinovich

La noche litoral de Carlos Bernatek.

Carne picada de Jorge Asís.

Río de las congojas de Libertad Demitropolus.


13. ANDREA GASTALDI

Profesora de Lengua y Literatura. @andregastaldi

Lecturas feministas de Gabriela Borrelli. Porque en ese libro hace el recorrido necesario para entender la lucha feminista.

Ontología del lenguaje de Rafael Echeverría. Porque apasiona saber acerca del uso del lenguaje.

Salvo el crepúsculo de Julio Cortázar. Porque es un imprescindible.


14. JUAN CAMPOS

Comunicador Social. Coordinador de la revista cultural El Corán y El Termotanque. @juafcam

Simone de Eduardo Lalo. Fondo editorial de Casas de las Américas.

Carne Picada de Jorge Asís. Editorial Sudamericana.

Ladrilleros de Selva Almada. Editorial Mardulce.


15. MIRIAM CARABAJAL

Directora de Cultura y Terrotorialidad en el municipio de Venado Tuerto. @miriamgcarabajal

Uno de jovencita, uno de más adulta y uno que estoy leyendo:

Un cuarto propio de Virginia Woolf.

El cuaderno dorado de Doris Lessing.

El queso y los gusanos de Carlo Guinzburg.


16. JUAN MISERERE

Periodista. @rockvenadook

Invitado a recomendar tres libros, supongo que en realidad debo nombrar tres libros que me gustan. Quizás alguno coincida con la valoración positiva de estas obras que hoy se me ocurre mencionar. Seguro mañana serían otras.

Antología de Oliverio Girondo. En la siempre noble tarea de leer poesía, a la obra de Girondo se le sigue encontrando una vuelta más. Transgresor en el pensamiento y en las formas de plasmarlos, lo conocí en la adolescencia con el clásico ‘Poema Nº12’ (aquel de ‘se miran, se presienten, se desean…’) que me dejó con la boca abierta. Nunca había leído nada parecido y obligó a buscar el resto. Grata experiencia, para comprender que uno también aprendió de memoria el horario de los trenes que no tomaría nunca.

Severino Di Giovanni, el idealista de la violencia de Osvaldo Bayer. Excelente biografía de uno de los referentes del período más romántico que tuvo la política en este país: los anarquistas de principios del siglo XX. Bayer no logra ocultar la simpatía que le genera el personaje en cuestión, a pesar de sus errores y su ‘mala suerte’ en diferentes atentados que protagonizó. El recorrido biográfico exhibe a Di Giovanni pasional: sin concesiones en defensa de sus ideales y vulnerable ante el amor. Obra imprescindible para entender esos tiempos violentos.

Del inconveniente de haber nacido de Emil Cioran. Entre el aforismo y las reflexiones breves, el filósofo rumano descarga todo su arsenal de pesimismo. El inexorable fracaso de los vínculos humanos, el sinsentido de vivir y la certeza de que la muerte es una calamidad insignificante ante el oprobio del camino transitado. No apto para depresivos, pero profundo e inquietante.


17. AINARA TOUMA

Estudiante de Comunicación Social y Educativa en la UNR. @ainaratouma

Esferas de la insurrección. Apuntes para descolonizar el inconsciente de Suely Rolnik. Algunas claves para desentramar las formas de subjetivación vigentes en el neoliberalismo y, con ello, interpretar los deseos que nos imprime, para animarnos a crear nuevos (y nuestros) territorios para la acción. Muy necesario para pensar los tiempos que corren.

Pálido fuego de Vladimir Nabokov. Novecientos noventa y nueve versos son el eje de una novela que demanda un lector protagonista que arme y desarme la historia. Los comentarios de Kinbote sobre el poema, escrito por John Shade (también personaje de la obra), van delineando su intrigante personalidad, que puede leerse desde cualquiera de las varias entradas que propone el libro. De lo mejor de Nabokov.

Putas y guerrilleras de Miriam Lewin y Olga Wornat Las autoras hablan a partir de uno de los debates que nos quedó pendiente sobre la última dictadura en Argentina: ser mujer en un centro clandestino de detención, ser mujer en la sala de torturas y ser mujer llevando a juicio a tu torturador. El debate al que pocos se le animaron en estos casi cuarenta años de democracia y que concentra tanto de lo no dicho que ya empezaba a quemar las gargantas de quienes no habían podido, hasta este libro, hablar.


18. POLO DONATTI

Músico. Realizador Audiovisual. @polodonatti

La llanura hacia ninguna parte de Marcelo Sevilla.

Esculpir en el tiempo de Andrei Tarkovsky.

El Kybalyon de Los Tres Iniciados.


19. SOL MARTÍN

Profesora de Lengua y Literatura. @SolMartín

No sé si casarme o comprarme un perro de Paula Pérez Alonso.

Los grandes proyectos de Fernanda Laguna.

Cómo desaparecer completamente de Mariana Enríquez.

Siete casas de Samanta Schweblin.


20. RICARDO DEMARCHI

Escritor. Docente. @ricardo.j.demarchi

El Gran Meaulnes de Alain Fournier. Una novela de iniciación. Una mañana de verano de 1905, un joven de 19 años pasea a orillas del Sena. De pronto ve a una mujer que para él es la belleza personificada. Se le acerca e intenta hablarle, pero sólo consigue que le diga su nombre: Yvonne Quièurecourt. Se enamora perdidamente de ella. Pero ese amor es imposible: ella se casará el año siguiente con un médico. Perturbado por aquel encuentro, que lo marca para el resto de su vida, no dejará de pensar en ella hasta que 8 años después, en 1914, muere muy cerca de Verdún,  luchando en la 1ra. Guerra mundial. El joven, que se llamaba Henri Alban Fournier y un año antes había publicado su primera y única novela en la que Yvonne Quièurecourt se transforma en Yvonne de Galais, la heroína de El Gran Meaulnes, fue conocido después como Alain Fournier. En el prólogo de una de sus ediciones se puede leer: “Hay algo fascinante y misterioso en este extraño libro, algo que provoca a la vez admiración y asombro: cómo una sencilla ¿sencilla? historia de amor, de frustración y muerte puede encerrar tanta belleza, tanto interés, tanta melancolía. Quizá porque en sus personajes reconocemos la adolescencia perdida, la sorprendente fatalidad de las cosas, el hundimiento de los misterios”. Éste prólogo, pudo también haber sido el epitafio de Alain Fournier con sólo cambiar la palabra libro por vida. Desde el título asistimos al relato de un narrador fascinado por la inalcanzable Yvonne  y por Agustín Meaulnes, el héroe, y me he preguntado muchas veces: ¿Habrá leído Francis Scott Fitzgerald El Gran Meaulnes?

El umbral del Jardín de Andre Hardellet. Antes que la realidad virtual o de la Invención de Morel. Alguien ha dicho: el hombre muere de sus deseos insatisfechos. Un romántico alemán, Novalis tal vez, ya no recuerdo, le dice Swaine, un profesor de filosofía ya retirado, a Steve Mason, pintor, hasta ese momento de segunda línea, cuando decide mostrarle su “linterna mágica”: una “máquina” que permite pasar a otro lado de nuestra conciencia y revivir nuestros recuerdos; más aún: volver a vivir dentro de ellos nuevas experiencias, y que además al despertar quedan en nuestra memoria fijadas igual que una vivencia. Una pequeña novela construida de manera casi perfecta. De ella dijo André Breton: “…nada tan convincente, tan exaltante ni tan perfecto había llegado a mis manos desde hace mucho tiempo”.

Aquí nos vemos de John Berger. Una prosa poética. Lo leería de nuevo sólo por el primer capítulo (Lisboa) y el segundo (Ginebra) dedicado a J.L. Borges.


21. PULGA BRANDONI

Profesora de Artes. Activista política. @pulgabrandoni

Aunque claramente no representa totalmente el universo que me interesa/gusta/uso, voy a nombrar tres libritos muy sencillos pero profundos.

Los otros cuentos, relatos del Subcomandante Insurgente Marcos

El libro Dorado de los niños de Cristina Romero y Francis Marin.

Diario de la Luna de Somos Cíclicas.

¿Por qué? Porque quizás no resistan análisis literario; pero tienen todo para dejarte pensando desde el alma.



Si te gustó la nota, te enamoraste de Ají
y querés bancar las experiencias culturales
autogestivas hacé click aquí.

¡Compartí este contenido!
Revista Ají
Seguir Revista Ají:

Revista Ají
Últimas publicaciones de

Deja un comentario