el poder de las plataformas (apuntes sobre un conversatorio abierto con tim samples)

con No hay comentarios

El Poder de las Plataformas 

*A partir de un conversatorio digital abierto, coordinado por Tim Samples, organizado por CEED 2022 (Círculo Economía Digital) Idaes (Escuela interdisciplinaria de altos estudios sociales) – UNSAM (Universidad Nacional de San Martín)

Definir plataforma es difícil. Mucha gente lo ha intentado y no sé si existe una definición. Nosotros pensamos en la de institución tecnológica que propone la institucionalidad europea, que captura las actividades de una plataforma de una manera amplia. La define en base de usuarios, de visitas, de ingresos. Y de ahí nosotros agregamos otros factores que tienen que ver con la concentración de poder, funciones cuasi gubernamentales, control del ecosistema informático, exterioridades como efectos en salud, en desinformación, actividades ilegales, y otros.

Un primer elemento que aparece en medio de esta prevalencia de la economía digital y este capitalismo de plataforma, cómo se pueden regular las plataformas y cuáles son las posibilidades reales de la democracia frente a estas estructuras supranacionales.

La primera pregunta: ¿las plataformas han logrado status de importancia sistémica?  Llamamos importancia sistémica cuando su quiebra puede causar grandes problemas; problemas que van más allá de su propia organización, afectan a todo un sistema. Mirando en los últimos años, como ejemplo, vemos que a cada crisis financiera, le sobrevino mucha regulación. Otra crisis, más regulación. Esto creó regulaciones especiales para bancos con importancia sistémica; por tanto se regulan de forma distinta a otros sin esa importancia sistémica, por ejemplo los bancos de menor envergadura, regionales, mutuales, etc.

¿Qué es la importancia sistémica en el ámbito digital? ¿Debería ser diferente a las financieras? ¿Los riesgos y los paralelos son distintos? Las plataformas funcionan de manera cuasi gubernamental, “en muchas maneras, Facebook es más un gobierno que una plataforma”. Tienen un protagonismo geopolítico. Lo podemos observar en las dificultades de tik tok, por ejemplo, en cuanto a seguridad nacional. Cada día más las plataformas están en medio de polémicas de seguridad, porque superan el poder de muchos gobiernos, y además son suprasoberanos; los estados no controlan las plataformas como controlan las compañías tradicionales.

Es exagerado el poder digital de algunas y, por otro lado, la naturaleza del negocio facilita las grandes escalas. El software se duplica muy fácil, produciendo un mercado impresionante. Y aunque no sea lo mismo, tienen más usuarios que los países habitantes.

Muchas compañías que manejan plataformas tienen, además, una gobernanza interna particular, definiendo más de una clase de acciones de propiedad. Una clase de acciones que tiene distintos poder de decisión interna. Muchas, con un sistema de votación en que una clase de acciones tienen más valor que otras, logrando así un poder de voto exagerado. Por tener acciones de esa clase de poder exagerada, es más amplio su poder de decisión. Y casi podemos decir que es gobernada por una sola persona, lo que significa una concentración de poder impresionante. Y si una sola persona concentra las decisiones más importantes y gobierna toda una plataforma, su poder global es aún más impresionante.

Tienen también en el ecosistema de información un papel importantísimo. Y esos efectos todos lo hemos observado en nuestros sistemas públicos y políticos. Crean tensiones. Ejemplo la quiebra de Lehman Brothers (2008). O en el ingreso de Trumpistas al congreso de EEUU (el 6 de enero). Habían consumido información tóxica desde las plataformas y también se organizaron —y vendieron armas— a través de Facebook. Luego de eso le cerraron la cuenta a Trump, ex presidente de EEUU, demostrando un tremendo poder político. Y también fueron capaces de bajar otras plataformas que las consideraban rivales, con otros argumentos. Si lo vemos en perspectiva, asombra lo poderosos que están, el poder que han logrado es impactante. Y lo poco regulado que están en EEUU; un poco más en Europa.

No es buena idea regular todas las plataformas de igual forma porque va a perjudicar a las pequeñas plataformas, los costos impactan más allí. Sí, en cambio, a las que han desarrollado importancia sistémica. Y proponemos una agencia que organice la regulación, y no legislar de a poco o paso a paso. Ahora, cómo regular lo que está permanentemente en desarrollo. El universo digital es poco apto para regulaciones legislativas, porque hay enormes diferencias de velocidad entre la organización de ambas. Con legisladores mayoritariamente longevos, no nativos digitales y obligados a tramitar protocolos. Proponemos una agencia de expertos, no conectados a la agenda electoral y con más competencia técnica, dentro de un marco regulatorio hecho por una agencia centralizada. Ejemplos de regulación potenciales: darle examen a sus internos para dar respuestas a crisis hipotéticas, esto es presentar escenarios posibles y saber cómo puede actuar la empresa, y si tiene los recursos para manejar la situación.

El sector público se ha enfocado mucho en la competencia económica. No hay que negar esos riesgos en cuanto a competencia económica, pero también hay otros aspectos  a considerar. En el sector financiero, están obligados a conocer sus clientes. Tienen que tener también un plan si llegan a las quiebras. Porque tienen una importancia que superan la de su empresa y en eso vemos un paralelo con las plataformas. También sobre la transparencia, sabemos muy poco sobre temas muy importantes. Hay una necesidad de implementar transparencia, con límites sobre su propiedad intelectual y su modelo de negocios.

Aunque se generan problemas globales, la agencia que proponemos tendría carácter nacional.  Desafortunadamente una agencia internacional coordinada de manera supranacional —que sería lo ideal—  la veo muy poco probable, con poca capacidad de acordar en estas materias.

Hace poco un funcionario habló de tik tok como amenaza a la seguridad nacional, por la capacidad de acopiar datos. Bien, es importante comenzar a definir esos riesgos. Género, sexo Cuáles plataformas tienen más impacto en el modelo de salud. La desinformación sobre la vacuna, por ejemplo. O las influencias en jóvenes sobre el uso de plataformas. Es un factor que no hemos considerado, aunque es muy importantes.

La importancia sistémica entonces y también su vinculación con la inteligencia artificial, su impacto. Podemos vincular tik tok de nuevo, que en su utilización agrega data para las ambiciones de la agencia artificial de su compañía. Ese aspecto va a ser clave en el futuro. Será un aspecto que diferenciará a los gobiernos, a otras plataformas, y a otras sociedades. Es un tema complejo coleccionar datos y entender eso. Allí la falta de transparencia en ese sentido. Todo eso es el papel de las agencias en el poder del futuro.

También el conflicto entre plataformas y libertad de expresión. Ese conflicto depende un poco del sistema legal. En EEUU aplica al gobierno y las plataformas son privadas (a pesar de sus implicaciones públicas y que son bienes públicos en un punto) no les aplica a ellos. En otros países puede ser diferente. Si bien es cierto que no son entidades públicas, también es cierto que su modelo de negocios crea ciertas prioridades y eso puede tener efectos muy fuertes sobre la información y el sistema jurídico, aunque no tenga una conexión directamente legal.

Las plataformas como instrumento global de vigilancia es otro punto a considerar. Las plataformas han creado una nueva herramienta de poder, para bien y para mal; para organizar impulsos políticos o publicitarios, etc. Organizan un asado pero también un movimientos anti vacunas. Claramente constituyen instrumentos también de vigilancia y eso complica mucho las cosas.

Estamos todos viviendo un experimento social sin precedentes. Los productos que han generado las plataformas presentan desafíos para la sociedad y para la regulación. Ellos lo entienden mejor que nosotros, pero tampoco ellos lo terminan de entender todo.

Del sector farmacéutico podíamos aprender algo. Aunque no funcionara igual tampoco es regulado por las legislaturas, por esas mismas razones. Es una industria que está siempre innovando y tiene un sistema de investigación y probación previa al estreno. Podríamos preguntarnos: ¿Estamos contentos con estas plataformas que experimentan con nuestros hijos, hermanos, etc.? ¿Cómo no preguntarnos, de forma constante, qué efectos están teniendo estos nuevos experimentos digitales? Sí, son interrogantes muy profundos que no los resuelve ninguna agencia.


Tim Samples es profesor asociado de estudios jurídicos en Terry College of Business. Su investigación se centra en las interacciones entre los mercados y los estados soberanos, particularmente en las áreas de finanzas soberanas, disputas entre inversores y estados y marcos para la inversión extranjera. Samples recibió una beca Core Fulbright 2017-18 para realizar investigaciones y enseñar en Argentina, donde impartió cursos sobre deuda soberana en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.



Si te gustó la nota, te enamoraste de Ají
y querés bancar las experiencias culturales
autogestivas hacé click aquí.

¡Compartí este contenido!

Dejar un comentario